La Historia de Luciano

DSC_0137

Luciano Rosendo, his three sons, and Andrea Piskunov, their case manager

Por fin puedo  decir que me siento listo para enfrentar el futuro; ha sido un camino largo y difícil hasta llegar a donde he llegado.

Cerca de dos años atrás, mi esposa salió a hacer algunas vueltas y nunca regreso. Desde entonces he estado tratando de ser fuerte y levantar a nuestros hijos de la mejor manera posible. En mi cultura la madre es la que usualmente se encarga de la educación de los hijos así que no ha sido fácil para mí solo, encargarme de esta labor.

Para Guillermo, Cecilio y Luciano tampoco fue fácil enfrentar este cambio. Pedí ayuda al programa de Head Start al cual acudía mi hijo Cecilio en Woodside, Mercedes Jimenez, la trabajadora para la familia me ayudo a aplicar para los cupones de comida y con consejería para mis hijos. Debido a los horarios de trabajo, me vi forzado a irme a vivir en el área de Corona con un familiar quien me ofreció ayuda con el cuidado de mis hijos.

Al principio fue difícil hasta adaptarnos a la forma de cuidado de mi familiar. Mercedes nos refirió al Head Start/ Early learn program en Corona y también al Elmhurst Family Center General Prevention donde conocimos a nuestra actual coordinadora de servicios Andrea Piskunov quien es y sigue siendo una pieza importante en el mejoramiento de nuestra situación.

Estoy muy agradecido a The Child Center of NY y muy especialmente a Andrea quien nos visita con frecuencia y nos ha ayudado a desarrollar rutinas diarias- como supervisión de  las tareas escolares- con mis hijos quienes tienen ahora, 7,5 y 4 años de edad.

Yo pienso que mis hijos son ahora más felices y están más seguros. Trato de hablar con ellos y hacerles entender la situación por la que están pasando y les dejo saber que yo estoy para ellos. También estoy aprendiendo a leer y a escribir para poder ayudarles a ellos un poco más. Estoy listo para poder sacar adelante a mis hijos y poder decir que tenemos de nuevo una familia.

Luciano’s Story

Finally, I feel ready for the future. It has been a long and difficult road to get here.

A couple of years ago, my wife went out for an errand and never came back.  Since then, I’ve been trying to pick up the pieces and raise our three young sons right.  In my culture it is usually the mother that handles childcare, so taking on this new role has not been easy for me.

Guillermo, Cecilio, and Luciano didn’t handle the changes well, either. I asked Cecilio’s Head Start program in Woodside for help, where Mercedes Jiminez got us SNAP (food stamp) benefits and counseling for my sons. Then we moved so that someone in my family could take us in to help with the children, because I work such long hours.  But that was also a problem at first, because our caregiving styles are so different. Mercedes sent us to the closer Corona Head Start/Early Learn program, where a social worker helps the children, and to the Elmhurst Family Center General Prevention Program, where I met our case manager, Andrea Piskunov, who has done so much to make our situation better.

I am thankful to The Child Center of NY and especially to Andrea, who visits us often and has helped me develop routines – like doing homework and getting ready for school – with my boys, who are now 7, 5, and 4 years old.

I think my kids feel happier now, and safer.  I try to talk to them and understand what they’re going through, and I’m there for them as much as possible.  I am learning how to read and write so that I can help them even more. I am ready for us to be on our own as a family again.

 

Translate »